La historia de Palatsi revela superación y ganas. Es el fruto del esfuerzo conjunto de personas que decidieron unir sus talentos y su pasión por las ventas para mejorar su calidad de vida, la de sus familias y de las personas que le rodean.

Palatsi, antes conocido en La Arenosa como El Palacio del Peluquero, fue creciendo y estableciéndose en toda la ciudad, teniendo hoy en día diecisiete puntos y una adicional en Santa Marta, haciendo posible que muchas personas en toda la costa, madres, familias, negocios de peluquerías, estéticas y emprendimientos de particulares crecieran gracias a su amplia variedad de productos y precios competitivos al por mayor y al detal.

Esto sin duda participó en el crecimiento de la ciudad, en la belleza de sus habitantes, donde hombres, mujeres, jóvenes, madres, solteras y trabajadoras, encontraron en Palatsi la manera de adquirir nuevos looks y formas prácticas de mejorar su apariencia, gracias a las asesoras que en cada tienda estuvieron atendiendo por años, desde el primer día.

Por esta razón, hoy queremos compartir con ustedes un poco de cómo empezó la historia de Palatsi y de qué manera se volvió una de las tiendas de productos de belleza más importantes en la costa del caribe Colombiano.

Los comienzos

Más de veinte años han transcurrido desde que un grupo de amigos se reunió a ver la posibilidad de unir sus esfuerzos y vender sus productos en una única tienda.

Antes de esta reunión que cambió el cursos de sus vidas, cada uno por su cuenta era independiente, por lo cual encontraban la manera de llegar a los barranquilleros sus productos de belleza, ropa, cosméticos y otra amplia gama de mercancía que conseguían de manera independiente para obtener más oportunidades de ingreso y mejorar su futuro.

Fue a partir de esa conversación de varios amigos que hoy en día siguen siendo socios, que nació el primer punto de Palatsi (en ese entonces El Palacio del peluquero), en el Shopping Center ubicado en pleno centro de Barranquilla, donde los citadinos se levantaban sobre todo los fines de semana a surtirse de cuanto antojo pudieran encontrar entre tantas otras tiendas abarrotadas de productos para decoración, entretenimiento y belleza.

Así que entre joyerías, jugueterías, tiendas de ropa, zapatos, electrodomésticos y la nueva tecnología que empezaba a llenar toda la ciudad, estaba ubicada la primera tienda de Palatsi, dando a los barranquilleros una opción económica para encontrar una variedad importante de productos que facilitaran sus días o tardes de tintura, maquillaje que complementaban perfectamente los atuendos de todo tipo de eventos.

Desde entonces, los productos de las tiendas Palatsi adornaban los rostros de hombres y mujeres en quinceañeros, matrimonios, fiestas en casas o discotecas, carnavales y todo tipo de ocasiones, hasta el trabajo del día a día, llenado la ciudad de alegría y belleza por varias décadas.

Palatsi entonces, empezó inevitablemente a crecer, surtiendo otros negocios y personas, por lo cual pudieron tener otra tienda en la famosa calle 84, cerca a las famosas discotecas de la zona, restaurantes y otras empresas reconocidas de la capital atlanticense.

El equipo estaba contento no sólo de este crecimiento que comenzó a ser exponencial. Comenzaron a proveer nuevos empleos para cada nueva tienda que iban abriendo, dando sustento a asesoras, bodegueros, administrativos y personas que iban siendo parte de nuevos departamentos que se hacían necesarios para responder a los cambios que continuamente fue trayendo el nuevo siglo. 

La tecnología, el uso generalizado de los teléfonos inteligentes y el internet trajo consigo la necesidad de seguir estando presentes no sólo presencialmente en cada tienda, sino también a través de las pantallas y en las compras online que se hacían cada vez más comunes no sólo en la ciudad sino en el país y el mundo.

Así que sus socios y amigos, en 2018 dieron el salto a la era digital, creando su página web a través de la cual administran una tienda desde la cual toda Colombia puede acceder a sus productos y solicitarlos a domicilio.

De esta manera, fue como si las 17 tiendas en toda Barranquilla se multiplicaron por mil de manera digital, al mejorar su sistema de pedidos y la logística que permitiera llevar los productos de belleza no sólo a la costa sino a todo el país. 

Hace dos años abrieron su primera tienda física fuera de Barranquilla. Ahora están presentes también en la ciudad de Santa Marta, donde sus habitantes ya empiezan a conocerlos y recomendarlos, gracias a que pueden obtener lo que en otras tiendas locales les era difícil encontrar a precios excelentes.

Palatsi continúa creciendo y ayudando a miles de personas al año a sentirse mejor consigo mismas a través de productos de alta calidad, a través de marcas que superan las expectativas como Ellence Profesional, Dolphin Rose, Alfaparf, Ame, Ana Maria, Atenea, Bosley, Babaria, Babyliss, Barbershop, Biocress, Cirepil, Cristal Up, Elgon, Evoluderm, entre otras.

 

Y todo esto ha sido posible porque no han parado un solo día de trabajar, dar lo mejor de sí mismos para entrenar a sus empleados para garantizar un buen servicio, llevando a los habitantes de la costa que provienen de todos los lugares de mundo, una manera práctica de conseguir todo lo que necesitan para el autocuidado y todos los caprichos de belleza: maquillaje, shampoos, acondicionadores, tintes, secadores, tratamientos, accesorios y todo tipo de complementos para el cabello, el rostro y la piel.

Productos relacionados